jueves, 12 de abril de 2012

BIOGRAFÍA DE ALEJANDRO SANCHEZ ARTEAGA


 ALEJANDRO SANCHEZ ARTEAGA: héroe de la policía nacional escolar
EL niño Heroe Piurano;  responde al nombre de ALEJANDRO SANCHEZ ARTEAGA Nació en el distrito de Castilla el 17 de Julio de 1937, hijo de Don Juan Sánchez Martínez y de Doña Santos Artega Urdiales, de su colegio en Castilla es trasladado al barrio El Porvenir en Lima, aqui realiza sus estudios en la escuela de varones No. 4405 Lima, llegando a ocupar el cargo de Brigadier Supremo; el hecho en que se inmortaliza su nombre acontece en su barrio, un siniestro reducia a escombros unas viviendas, percatándose el pequeño Alejandro que en el interior de tales inmuebles se debatían cuatro menores por alcanzar la puerta de salida, decidido ingresa a rescatarlos, solo consigue salvar a dos, en el segundo viaje pierde la vida, era el 10 de marzo de 1951. El Gobierno entonces lo declara mediante Decreto Supremo NIÑO HEROE y Patron de la Juventud. Son varios pueblos, parques, monumentos y principalmente colegios que perennizan su nombre.

Alejandro Sánchez Arteaga, Niño Héroe,  que ofrendó su vida por salvar a cuatro niños en un incendio ocurrido el 10/3/51 en el distrito de La Victoria. El fuego estalló en un corralón en el que vivían 50 familias y cinco compañías de bomberos nada pudieron hacer. Él con tan solo 14 años escuchó los gritos de las madres cuyos hijos habían quedado dentro, envolvió su cuerpo en una sábana mojada y logró sacar a dos de ellos. Cuando hacía su segundo viaje le cayó una viga encima, y lo encontraron muerto con dos niños en brazos. Dio un gran ejemplo para la juventud, no solo del Perú sino del extranjero, pues en Argentina existe un colegio que lleva su nombre. En mérito a su hazaña se acordó un monumento en el distrito de La Victoria en el parque que lleva el nombre de la Policía Escolar (ex Cánepa) y se nombró el 17 de julio como día en su homenaje en el calendario escolar. En Piura, donde nació, existen dos monumentos y una compañía de Bomberos lleva su nombre, y hace poco el presidente Toledo apadrinó un aula en un colegio de Canto Grande que lleva el nombre del niño héroe. Esperamos que  las autoridades recuerden que el Perú tiene un Niño Héroe y que el parque Cánepa debiera ser cuidado y llevar su nombre, como ejemplo para la niñez y juventud.

Santos Arteaga viuda de Sánchez
Sanchez_Arteaga
ALEJANDRO SÁNCHEZ ARTEAGA, el niño Héroe como se le conoce a nivel nacional, nació en el distrito de Castilla en el departamento de Piura un 17 de Julio de 1937, hijo de Don Juan Sánchez Martínez y de Doña Santos Arteaga Urdiales, tiene una niñez apacible llena de valores que sus padres le inculcaron y de esa humildad, cordialidad e inocencia que es característico en el peruano norteño, lo que le da esa fama de amabilidad, calor y que es tan conocido en todo el Perú, pasa de cursar sus estudios primarios en su colegio ubicado en la misma localidad de Castilla, a ser trasladado al populoso barrio de El Porvenir en Lima.
Aquí realiza sus estudios en la escuela de varones No. 4405 Lima, en donde demuestra sus dotes como excelente estudiante y sus cualidades personales llevándolo a ocupar el cargo, por aquel entonces, de Brigadier Supremo. De una juventud tranquila y responsable, continúa su vida hasta  el hecho en que se inmortaliza su nombre. Acontece en su barrio, un terrible siniestro reducía a escombros unas humildes viviendas y en cuyo interior se presumía la presencia de menores de edad, su aguda intuición e inteligencia hace que el pequeño Alejandro comprenda y se percate que en el interior de tales inmuebles, efectivamente, se debatían tres menores por alcanzar desesperadamente la puerta de salida.  Decidido, opta por ingresar a rescatarlos, una tremenda decisión para un menor de edad, pues un incendio y su temible avance podrían lograr que muchos valientes den marcha atrás. Sin embargo la valentía y el amor por el prójimo animaron su novel corazón y sin pensarlo mucho se adentra temerariamente ante el asombro de la multitud ahí reunida. Cada segundo parecía una eternidad pero el desenlace no se haría esperar, solo consigue salvar a dos menores, porque regresar a la casa en llamas, en el tercer intento pierde la vida irremediablemente. Éste hecho conmovió al Perú entero, asombrando a todos los niveles de la sociedad peruana de aquel entonces; el Gobierno mediante sus representantes lo declara, mediante Decreto Supremo, NIÑO HÉROE y Patrono de la Juventud. 
No son pocos los pueblos, parques, monumentos y principalmente colegios los que perennizan su nombre, en un intento de recordarnos y mantener viva en nuestras memorias la valentía que un niño, no muy diferente de los niños de hoy e incluso con muchos menos recursos, puede lograr si la educación forma parte fundamental de su vida. Sin duda alguna, Alejandro Sánchez Arteaga, es el mejor ejemplo de, que la juventud, es uno de los tesoros más importantes e invaluables que toda nación puede poseer.


ALEJANDRO SANCHEZ ARTEGA: EL  NIÑO HÉROE
En diferentes instituciones públicas se han realizado ceremonias protocolares, en memoriadel niño héroe Alejandro Sánchez Arteaga que a los 13 años se inmoló para rescatar de lasllamas a cuatro niños, salvó a dos y murió con los dos restantes. Nació en el barrio de Tacalá (Castilla), un Jueves 17 de Julio de 1937. de familia pobre,apenas tenía recursos económicos para poder sobrevivir.Sus padres don Juan Sánchez Martínez y doña Santos Arteaga Urdiales ante la difícilsituación económica por la que atravezaban, deciden viajar a Lima en busca de un mejor  porvenir.Se establecieron en la Victoria, en el barrio de Tacora, allí su padre trabajó como peluquero ambulante, donde Alejandro le gustaba ayudarle. Era un adolescente decontextura amplia y recia, un muchacho decidido y audaz. En el colegio lo habíannombrado Policía Escolar y como tal sabia algo de disciplina, atención en casos deemergencia y estar siempre listo para ayudar a sus compañeros.Un sábado a las 5 de la tarde, regresaba Alejandro por la avenida Colonial, luego de hacer las compras en el centro de Lima, de repente, la gente empieza a correr y gritar de un ladoa otro, un grupo de casas estaba en llamas. Se detuvo a observar cuando del grupo de gentesale una mujer clamando por sus dos niños que estaban atrapados dentro de una de lascasas en medio del fuego. Ninguno de los adultos allí presentes se atrevía a entrar oacercarse siquiera, pues corrían el riesgo de perder la vida.Alejandro decidido tomó una frazada, que alguien había traído. La mojo con agua. Seenvolvió con ella e ingresó rápido en la casa en medio de las llamas, ante los gritos deadmiración de los presentes. Pasaron unos minutos interminables y el suspenso por ver regresar al niño creció y creció.Por fin, entre el fuego y humo espeso, apenas se lograba ver a alguien tratando de escapar de las llamas. Los vecinos empezaron a gritar animándole a salir, llantos de unos, ruegos aDios de otros. Alejandro apareció con su doble carga. Los niños estaban a salvo pero eltenía serias quemaduras y respiraba con dificultad, cuando se disponía a recibir atenciónmédica, otra madre que recién llegaba dio gritos, había dejado a sus dos pequeños niñosencerrados allí. Y estaban en medio de las llamas. Alejandro entendió que él debíasalvarlos, todos se opusieron, pero el había tomado la decisión . soltándose de la genteingresó a las casas en llamas. Apenas pasaron unos segundos y las casas se empezaron acaer.Cuando llegaron los bomberos, a las 7 de la noche encontraron los restos carbonizados deAlejandro, un sábado 10 de Marzo de 1951.Esta acción valerosa es para nosotros ejemplo de entrega hacia nuestros semejantes y noscompromete a tomar conciencia del rol que tenemos como integrantes de la sociedad.

2 comentarios:

  1. siempre hay que tenerlo presente un acto de bondad y heroísmo............

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...