sábado, 28 de mayo de 2011

Las TICs y la educacion

Entrevista a José Luis Mejía

“Debemos comprender un lenguaje que los jóvenes dominan y que nos permitirá comunicarnos con ellos”
José Luis Mejía*
1- ¿Podría definirnos a su entender que son las TICs?
Las llamadas “Tecnologías de Información y Comunicación” no son otra cosa que las nuevas tecnologías (con Internet a la cabeza y sus mil posibilidades -redes sociales, blogs, acceso inmediato a la información, contacto con los generadores de contenidos, etc.-) que están al alcance de cada vez más gente, en lo que vendría a ser la democratización de la información (que tiene matices que van desde lo educativo, como, por ejemplo, la posibilidad de un alumno del Perú de comunicarse y compartir intereses y conocimientos con otro estudiante de Indonesia, hasta lo político, como en los casos de las grandes protestas sociales en Egipto coordinadas a través de Twitter y Facebook.
2. En su experiencia como docente, ¿qué herramientas digitales ha incorporado para enriquecer su trabajo en el aula?
El uso de Internet es cada vez más importante (solo hace dos días compartía con mis alumnos de “Español 3″ un video de una de las más famosas canciones infantiles de María Elena Walsh -autora argentina recientemente fallecida- que nos servía muy bien para el estudio del pretérito). En la institución en la que trabajo estamos avanzando (empezamos efectivamente el próximo año) hacia el denominado sistema “1:1″ (del inglés, “one to one” o “una laptop para cada alumno”) que hará mucho más efectivo (y compulsivo) el uso de las herramientas digitales (sobre todo video, “postcast”, blogs). Evidentemente el uso de la tecnología pasa por un tema económico, en el grupo A/B (por usar estándares de medición del nivel socio-económico) casi todos los jóvenes tienen y manejan una computadora, lo que en definitiva no sucede en el grupo C/D. Igual pasa en el aspecto institucional, habrá colegios que podrán adquirir más máquinas y otros donde la computadoras serán un lujo lejano a sus posibilidades (lo que, desgraciadamente, aumenta la llamada “brecha tecnológica”).
3. ¿Considera que es importante para los docentes las nuevas tecnologías a la actividad educativa?
Los docentes deben estar al tanto de las nuevas tecnologías que implican una nueva forma de aprendizaje por parte de los alumnos. Nosotros somos hijos de la cultura lectora y nuestros alumnos lo son de la cultura digital. En estas circunstancias o entendemos cómo es que ellos aprenden o los perdemos como alumnos.
4. ¿Qué les diría a aquellos docentes que desconocen o se resisten a usar las nuevas tecnologías en el aula?
La resistencia al cambio es común en todos los aspectos de la vida, tenemos lo que se ha dado en nombrar como “la zona de seguridad” o “zona de comodidad” y somos reacios a alejarnos de ella. Un temor generalizado en los maestros (comprensible pero, a mi entender, infundado) es que se pretenda reemplazarlos por las máquinas. La máquina puede proveer a nuestros estudiantes de información pero no puede educarlos, no puede enseñarles a discriminar entre lo que es un material original que aporta conocimiento y cultura, reflexión y profundidad, de lo que es la basura repetitiva (y muchas veces desinformante) que abunda en la red. Cuando los maestros (y los directivos y los padres) entiendan que la máquina es una herramienta (herramienta, sí, que conlleva un estilo de vida, con sus beneficios y sus riesgos) y que la labor formativa de los adultos es indispensable, la resistencia se convertirá en entusiasmo por comprender un lenguaje que los jóvenes dominan y que nos permitirá comunicarnos con ellos.
5. En comparación con Europa y Estados Unidos, ¿en qué posición ve al Perú y a América Latina respecto al uso de las TIC´s en el aula?
Vivo desde hace cinco años fuera del Perú pero gracias a las giras que realicé como escritor visitante a muchas escuelas en varios departamentos del país (años 2008 y 2009) pude observar de la presencia cada vez más amplia de estas herramientas en las clases, sobre todo, hay que decirlo, en los colegios particulares. La brecha que existe entre el Perú (y casi todos los países de Latino América) y los Estados Unidos o la mayoría de los países de Europa, es muy grande. No manejo las estadísticas pero, como dato referencial puedo decir que hay colegios en Norteamérica en los que las computadoras de uso individual forman parte de la vida escolar diaria desde hace casi dos décadas. Sin embargo, del uso de copias en mimeógrafo y del proyector antediluviano que usábamos en los ochenta a la realidad de las aulas actuales, hay un gran salto. Lamentablemente me refiero a la escuela privada, porque el caso de los cientos o miles de colegios estatales (y cuanto más alejados de Lima, peor) la problemática está mucho más allá del tema de las TIC y pasa por temas más elementales como la higiene, la infraestructura, la desnutrición de los alumnos o la nula formación de los docentes.
6. ¿Qué retos, limitaciones u obstáculos ha encontrado en su labor como docente al incorporar las actividades TIC en el aula?
El mayor riesgo es el de algunos padres de familia y algunos directivos de suponer que todo debe hacerse utilizando las nuevas tecnologías. Habrá momentos en que la tecnología vendrá en ayuda del maestro y momentos -muchos más de los que se cree- en que será el talento del profesor, esa vieja y aún no superada función de animar a los alumnos e inspirarlos a perseguir el conocimiento y madurar como seres humanos, el centro de la actividad en el aula. Otro asunto de carácter práctico es el manejo del aula, cómo permitir que la tecnología esté presente sin que se convierta en un factor de distracción permanente.
7. ¿Qué rol les otorga a los padres de familia en el uso de las TIC para mejorar el aprendizaje de sus hijos?
Resulta evidente que los roles variarán según una serie de condiciones en las que el nivel socio económico jugará un papel esencial. Muchos padres de familia temen a las nuevas tecnologías porque las desconocen. Si bien es cada vez mayor el número de padres con hijos en edad escolar que domina las TIC, es cierto también que hay un número importante de padres que por razón de su propia vida laboral (y muchas veces por limitaciones que van desde falta de tiempo hasta escasez de recursos) ignoran por completo el mundo de las nuevas tecnologías y se sienten atemorizados a la hora de enfrentarlo. En todo caso es necesario zanjar que existe una diferencia abismal entre lo que es la información y la formación, la acumulación de datos y la adquisición de cultura, la capacidad de manejar máquinas complicadas y la madurez para hacerlo responsablemente. El rol de padres y maestros (formativo, no informativo) no varía según varíen las TIC, aunque el conocimiento de las nuevas tecnologías les permitirá, como ya se ha dicho, conocer y comprender mucho mejor el mundo en el que se desenvuelven sus hijos y alumnos.
¡Muchas gracias!
* Bachiller en Derecho y Ciencias Políticas de la UNMSM, con un Diplomado en Educación y otro en Filosofía, actualmente estudia el Master en Libros y Literatura Infantil y Juvenil, en la Universitat Autónoma de Barcelona, y se desempeña como profesor en español en Jakarta International School, en Indonesia.http://www.joseluismejia.com/


Compartir en: Comparte via FacebookComparte via TwitterComparte por EmailComparte via Stumble UponComparte via Digg this

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...