miércoles, 23 de febrero de 2011

Cero en educación


Tres profesores, un hombre y dos mujeres, fueron sorprendidos in fraganti vendiendo los exámenes de la CPM
Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un filete de ojo de uva a la plancha con ensalada fresca.
“María, te juro que me dio vergüenza ajena ver cómo individuos que pueden ser cualquier cosa, menos profesores, irrumpieron en las oficinas administrativas del 
sector Educación en provincias, como si fueran delincuentes. Asaltaron varios locales destruyendo mobiliarios, enseres y robaron documentos.
En Huaraz, estos “docentes’ llegaron al delirio de destruir computadoras. ¿Y todo por qué? Pues porque se detectó que una mafia, integrada por funcionarios del Ministerio de Educación y los propios docentes, consiguieron las preguntas del examen para la Carrera Pública Magisterial y los vendieron a nivel nacional en ¡¡300 soles!! Lógicamente el día del examen a nivel nacional los controladores sorprendieron a esos estafadores de la educación de los niños plagiando.
Una sinvergüenza, en Huánuco, no quiso entregar el papel donde tenía las respuestas ¡Y se lo comió! Ni un estudiante de secundaria, acostumbrado a plagiar, se atrevería a tanto. ¿Esa persona pretende todavía ascender y pedir mayor remuneración por parte del Ministerio de Educación?
Con toda razón se anuló ese examen y los profesores, en vez de aplaudir la medida, se dedicaron a crear el caos y la violencia destruyendo locales administrativos. Hasta la policía y el Poder Judicial han actuado mal en este caso.
Por ejemplo, el 12 de febrero tres profesores, un hombre y dos mujeres, fueron sorprendidos in fraganti vendiendo las pruebas. Los detuvieron y ¡¡al día siguiente los soltaron!! María, yo me pregunto: ¿qué clase de educadores son? Lo más alarmante es que se vendieron centenares de respuestas en todo el país. ¿Qué 
clase de profesores tenemos en el sector público que tienen que hacer trampa en un examen? ¿Cómo van a formar a sus alumnos?
María, siempre lo he dicho. En el sector público, cuyo nivel educativo es paupérrimo, el problema principal no es que los profesores estén mal remunerados. Hay un grueso sector de docentes que no se actualiza ni tiene interés en superarse. Van al colegio nacional a ‘huev...’ y enseñan en otro particular, donde sí llegan a su hora y hacen clase. O tienen una bodega, 
una cabina de Internet y nunca preparan clases.
Así la educación pública siempre será deficiente. Se necesita mano dura para cambiar esta triste realidad. Aumentos sí, pero a los docentes que se preocupan por mejorar el pobre nivel educativo de los niños y jóvenes”. Pucha, qué triste realidad. Me voy indignada. Cuídense.
Robaron la prueba de la Carrera Pública Magisterial
Docentes usaron como fachada un ‘grupo de estudio’

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...