viernes, 2 de abril de 2010

¿Hasta cuándo el analfabetismo tecnológico en las escuelas?




Por Álvaro Felipe

Han pasado cuatro años desde que me introduje en la aventura tecnológica buscando, en un inicio, una nueva vía de comunicación con mis estudiantes y que con el tiempo me llevó a comprender que la base de la educación actual debe estar en la tecnología.
Vamos a poner situaciones muy claras y breves:
  1. El alumno XY se enferma y no puede asistir a clases durante una semana. Para la semana siguiente tendrá que ponerse al día en sus cuadernos y sus tareas tal como lo hacía yo y tal como lo hacían mis padres. ¿Es que en cincuenta años el mundo no ha evolucionado?, o quizás quienes ni han evolucionado son las escuelas.
  2. El profesor AB quiere dejar un material adicional a sus alumnos para que refuercen lo aprendido en clase. Digamos que es material audiovisual que la escuela no puede fotocopiar.
  3. El padre de familia MN quiere saber el avance académico de su hijo, pero sus obligaciones le hacen imposible visitar la escuela en el horario de atención, al menos con la frecuencia que él espera.
  4. Durante las vacaciones (como sucedió en el Perú por el tema de la gripe AH1N1) la escuela se ve obligada a hacer cambios en su estructura académica (nuevos cursos, nuevos cronogramas, nueva estructura curricular, nuevas modalidades de admisión, nueva infraestructura, etc., etc.) pero no tiene a sus clientes para informarles puesto que ellos están en vacaciones.
Casos como estos suceden a diario en las escuelas y muchos más (como que cinco profesores se queden mirando una pantalla de computadora sin valor de apretar un botón por miedo a que un virus destruya el colegio) y se deben simplemente al analfabetismo tecnológico que, en la mayor cantidad de los casos se basa en simple terquedad, en puro capricho estúpido de directivos y docentes atornillados en sus puestos y a quienes el “cambio” les suena claramente a pérdida de su estabilidad laboral.
Hoy por hoy no hay colegio que en su curricula no incluya “computación” como una materia independiente. Sin embargo, reviso el diseño curricular nacional y solo encuentro educación para el trabajo dentro del cual (apenas tangencialmente) se menciona a los temas de informática. Ni siquiera existen capacidades o competencias claras que debe buscar el profesor en sus estudiantes. Y claro, eso genera que tengamos profesores de computación ignorantes, que se compran su folleto de word en un quiosco y paporretean todo un año lo mismo, cuyos exámenes bimestrales son sobre poner negrita a un texto, subrayarlo o ponerle marco.
Inconcebible que dichos profesores de computación no sepan distinguir web, internet y navegador, que no sepan darles medidas de seguridad a Windows más allá que instalar un congelador y dejar la cuenta de administrador abierta y sin password, y que nuestras nuevas generaciones salgan de quinto año de secundaria sin saber ni siquiera que es un sistema operativo o reconocer la barra espaciadora del teclado. ¿Y se preguntan por qué el Perú no avanza?, ¿a dónde llegaremos si a los directivos solo les interesa que la computadora prenda y al diablo si es una pentium I, II, III o lo que sea? Para ellos es: ¿prende?, y si la respuesta es “sí”, pues entonces “de qué se quejan”.
Nuestros alumnos pasan en promedio tres a cuatro horas diarias conectados a internet. Y toda su vida conectados a la tecnología (teléfonos celulares, ipod, mp4, reproductores de medios, cámaras digitales, juegos, etc.) y el colegio sigue como cavernícola amenazando con decomisarles sus celulares en vez de buscar otras vías de manejo y de comprensión del contexto actual.
Ni que decir de un alumno que le pide su correo electrónico a un profesor y este lo elude diciendo “que esta semana estará de viaje” (me ha pasado), porque ni siquiera sabe que es un correo electrónico. O de aquel que si tiene correo elctrónico pero hay que avisarle en persona que le hemos escrito un correo hace una semana para que recieén vaya a leerlo.
Creanlo o no, con esos cavernícolas hay que lidiar día tras día, sintiéndose uno en el ojo de la tormenta, como el cisma que viene a resquebrajar su mundito que iba tan bien hasta que llegó el alien cargado de aparatos y cables y cositas que brillan a hacerlos pisar tierra.
Llevo años dictando capacitaciones docentes y escribiendo libros y manuales de cómputo. Pero cada año me decepciono más de ver a esos ignorantes que se dicen excelentes profesores y que eluden capacitaciones gratuitas con el argumento de: “yo ya sé tipear” o “soy un excelente profesor porque todo lo tengo en mi cabeza y no necesito una máquina que haga las cosas por mí”.
Hace años que lucho por alfabetizar este país en temas de tecnología. Pero no tecnología orientada a geeks o hackers, que de eso hay bastante. Sino sacar la tecnología de esa élite y llevarla a terrenos más humanos, más nobles y capaces de cambiar el mundo: la educación. Solo en el momento que la tecnología sea parte activa de la educación y no un adorno más que hay que separar con una semana de anticipación como si fuera una visita a un museo.
Esa lucha de años que llevo contra los cavernícolas digitales, contra esos espetcros de saco y corbata cuyo cerebro de chorlito no es capaz de comprender el mundo que están viviendo la he desarrollado hasta ahora tácitamente, de forma pasiva, al amparo de algún empresario que haga de mecenas. Lamentablemente, es momento de tomar las riendas y comprender que ningún empresario, por más bienintencionado que parezca, tiene las neuronas para comprender la gigantesca ola que va a arrasar su zona de comodidad y lo dejara como un náufrago, aferrado a sus tablas. Desde ahora comienzo una campaña sin cansancio por la inserción de la tecnología en la educación. Porque solo la educación nos dará un mejor mañana.
El primer paso es la creación de AulaWeb.pe un portal gratuito de contenidos educativos. Mi presupuesto es irrisorio, pero mi capital intelectual haría palidecer a muchas empresas gigantes. Así que ahí vamos, confiados en esta nueva aventura y en apoyar a la educación.
Deséennos suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...